Antibióticos para las Mascotas

Las mascotas pueden enfermarse debido a infecciones causadas por bacterias, virus u hongos. Los antibióticos son medicamentos que se usan para tratar infecciones causadas por bacterias. Como dueño de una mascota, lo más probable es que vaya a darle antibióticos a su mascota debido a enfermedades comunes como infecciones de oído, infecciones urinarias e infecciones respiratorias. Explicaremos las diferentes formas de administrar antibióticos a las mascotas y por qué su veterinario podría elegir un tipo u otro. Los antibióticos son diferentes entre sí según la forma en que matan a las bacterias y cómo se pueden administrar.

 

Los antibióticos funcionan matando las bacterias o disminuyendo su crecimiento y se pueden administrar de muchas maneras diferentes.

  • Tópicamente en cremas, gotas, champús, mousse, toallitas.
  •  Por vía oral en líquidos, tabletas o masticables.
  •  Inyectable para inyecciones debajo de la piel, en el músculo o en las venas.

 

Los veterinarios eligen la modalidad de aplicación basados en dónde está localizada la infección.  Las mascotas con infecciones en los oídos o los ojos suelen recibir antibióticos tópicos en forma de gotas o cremas, ya que funcionan más rápido para esas infecciones. Las mascotas con infecciones de la piel a menudo reciben champús medicados, y las que tienen infecciones internas, como infecciones del tracto urinario, reciben medicamentos orales. Cuando las mascotas tienen infecciones graves o son demasiado difíciles de medicar, a menudo reciben antibióticos inyectables. Si su mascota es difícil de medicar o le va mejor con un tipo de tratamiento, asegúrese de informar a su veterinario, ya que pueden modificar el medicamento para que funcione mejor para su mascota.

 

Si su veterinario le receta antibióticos a su mascota, asegúrese de terminar el tratamiento según las indicaciones, incluso si su mascota parece recuperarse después de unos días. Por ejemplo, si su veterinario le recetó un antibiótico para administrarlo diariamente durante 7 días, no deje de hacerlo al tercer día porque su mascota parece estar mejor. Asegúrese de hacer los 7 días, ya que detenerse demasiado pronto puede hacer que la infección se vuelva más fuerte. Las infecciones más fuertes se conocen como bacterias resistentes a los antibióticos. Desafortunadamente, ciertos tipos de antibióticos no eliminan las bacterias resistentes a los antibióticos. Afortunadamente, existen pruebas llamadas cultivos donde su veterinario puede tomar muestras de la infección, enviarlas a un laboratorio donde probarán diferentes antibióticos en la infección específica de su mascota. Los cultivos pueden ser costosos, pero ayudan a su veterinario a elegir el mejor tratamiento para las bacterias específicas de su mascota. Los veterinarios generalmente realizan pruebas menos costosas donde la infección se ve bajo el microscopio en el hospital para determinar si hay bacterias presentes, como durante la citología o las pruebas de orina.

 

A la mayoría de las mascotas les va bien cuando son tratadas con antibióticos. Las mascotas saludables tienen bacterias buenas en sus intestinos que ayudan a regular su digestión. Desafortunadamente, las bacterias buenas también pueden morir cuando usamos antibióticos para matar bacterias dañinas. No tener bacterias buenas puede causar problemas de salud a largo plazo para su mascota. Muchos veterinarios recomiendan darle a su mascota probióticos cuando se utilizan antibióticos para ayudar a reponer las bacterias buenas. Los antibióticos también pueden causar náuseas o disminución del apetito. Estos síntomas a menudo mejoran cuando la mascota recibe el antibiótico con comida. Evita darle antibióticos con el estómago vacío a menos que tu veterinario te lo indique.

 

Las mascotas y los humanos comparten infecciones similares y, por lo tanto, pueden usar antibióticos muy similares y, frecuentemente, los mismos. Es muy importante no dar antibióticos a tus mascotas sin consultar con tu veterinario. El uso excesivo de antibióticos puede causar serios problemas de salud a su mascota e incluso a las personas que la cuidan.

¿Te sirvió esta información? ¡Compártela a quien creas que le puede servir!

Artículos relacionados