Embarazo psicológico en perras

Embarazo Psicológico en Perras
Las perras entran en su primer celo alrededor de los 6 a 8 meses de edad. Generalmente las
razas grandes tienden a demorarse un poco más que las pequeñas, algunas razas gigantes
como por ejemplo el Gran Danés les puede llegar su primer celo después de los 12 meses. Las
perras entran en celo cada 6 meses durante toda su vida.
En los humanos la menstruación ocurre cuando las paredes del útero sangran y significa que la
mujer no está embarazada. En los perros es distinto, el sangrado no se origina desde el útero,
se origina desde la vagina y significa que ya puede quedar embarazada. Las perras en realidad
no menstrúan, únicamente los primates como los chimpancés, gorilas, y humanos menstrúan.
Las perras tienen sangrado vaginal pero en realidad no es considerado menstruación.
Durante el celo a las perras se les agranda la vulva, tienen sangrado vaginal y los machos
muestran interés. Generalmente se dejan montar por los machos cuando terminan su
sangrado.
El celo de las perras empieza cuando su vulva se agranda. Luego producen sangrado vaginal y
los machos muestran interés. Generalmente se dejan montar cuando termina su sangrado. Al
final de su celo entran en una fase en donde el cuerpo produce hormonas de embarazo. Estas
hormonas de embarazo son producidas aunque las perras no estén embarazadas.Si en
realidad están embarazadas las hormonas continuarán produciéndose. Cuando no están
embarazadas las hormonas disminuyen a las tres semanas. El embarazo psicológico ocurre
cuando las hormonas de embarazo están presentes y la perra no está embarazada. Algunas
perras son más sensibles a estos cambios hormonales que otras.
El embarazo psicológico puede preocupar a las familias cuando empiezan a mostrar cambios
como empezar a producir leche o intentar amamantar objetos. Un embarazo psicológico se
presenta cuando una perra muestra síntomas de embarazo y no está embarazada.
Normalmente ocurre de dos a tres meses después de que estuvo en celo. Los embarazos en
perras se pueden diagnosticar mediante exámenes de sangre, ecografias, y radiografias.
Síntomas de embarazos psicológicos en perros:

  • Glandulas mamarias engrosadas
  • Producción de leche
  • Hacen nidos
  • Intentar amamantar objetos
  • Abultamiento de su vientre
  • En algunos casos las perras entran en trabajo de parto
    Si tu perra tiene un embarazo psicológico, recomiendo que evites que se lama sus glándulas
    mamarias. Cuando ellas se lamen sus glándulas el cuerpo piensa que son cachorros
    amamantando lo cual estimula la producción de leche. En estos casos recomiendo utilizar
    temporalmente un collar isabelino y evitar masajear y tocar las glándulas. Los síntomas
    generalmente duran menos de 3 semanas. Hay medicamentos que ayudan a disminuir el
    tiempo del embarazo psicológico pero raramente son necesarios. Algunas veces pueden tener
    complicaciones como inflamación e infecciones de sus glándulas mamarias (mastitis).
    Los embarazos psicológicos pueden ocurrir a cualquier edad. Recomiendo esterilizar a las
    perras para prevenir embarazos psicológicos en el futuro y otros problemas de salud. En casos
    de embarazos psicológicos hay que esperar a que se pasen los síntomas antes de
    esterilizarlas. Esterilizar durante un embarazo psicológico no va a solucionar los síntomas.
    Recuerda, si tu mascota está enferma o muestra síntomas de embarazo llevala a su
    veterinario.

¿Te sirvió esta información? ¡Compártela a quien creas que le puede servir!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

Acné Felino

  ¿Tu gato pasa acicalándose pero parece no saber limpiar su barba ya que tiene como sucio o tierra justo debajo de su mentón?  Ese

Ver entrada