¿Por qué mi perro cojea y cómo puedo ayudarle?

La cojera se presenta en mascotas cuando ellas caminan de manera diferente o no apoyando el peso en una o varias de sus extremidades. Algunas mascotas pueden comenzar a cojear repentinamente, pero otras pueden mostrar leves síntomas que se pueden empeorar con el tiempo. Explicaremos las causas comunes de las cojeras en mascotas, cómo ayudar a su mascota a estar cómoda y qué esperar cuando visite al veterinario.

 

Cada mascota es diferente y puede mostrar dolor de diferentes maneras, algunas mascotas no bajarán la pata cuando tienen algo tan simple como una pequeña lesión en la uña y otras caminarán normalmente incluso al tener un hueso fracturado. 

 

Causas comunes de Cojeras:

 

  • Lesiones en las patas: evalúe las almohadillas de las patas de su mascota, la piel entre los dedos y las uñas. A menudo tendrán lesiones, enrojecimiento e incluso objetos como pedazos de vidrios que causan dolor e incomodidad. Un signo común de lesiones en las patas es que se lamerse la pata lesionada. Este tipo de lesiones a menudo se diagnostican durante un examen físico realizado por su veterinario, y las mascotas se van a casa con analgésicos, antibióticos y vendas o collares isabelinos para evitar más daños causados ​​por lamerse.
  • Lesiones musculares o de tejidos blandos: al igual que los humanos, las mascotas pueden lastimarse los músculos, los tendones y los ligamentos. Una causa muy común de cojera en los perros son las lesiones de los ligamentos cruzados, que se encuentran en las rodillas. Estas lesiones se diagnostican durante el examen físico y los tratamientos comunes son la restricción del ejercicio o el descanso, los analgésicos y, en lesiones graves, la cirugía.
  • Problemas en las articulaciones: las mascotas pueden desarrollar cojera a partir de problemas en las articulaciones que pueden estar presentes al nacer o desarrollarse durante la edad adulta. La displasia de cadera, la displasia de codo, la luxación de la rótula, problemas de espalda y la artritis pueden causar cojera. Estos a menudo se diagnostican mediante imágenes como radiografías o resonancias magnéticas. El tratamiento para estos problemas depende de la gravedad del problema. Algunos necesitan analgesicos y descanso y otros necesitan cirugías. 
  • Trauma: los accidentes, las caídas y las lesiones deportivas son causas comunes de la cojera. Las fracturas causadas por trauma se diagnostican mediante radiografías y, a menudo, necesitan inmovilización, como vendajes y férulas, analgésicos, descanso y, en casos graves, corrección quirúrgica. No todas las fracturas se pueden inmovilizar, así que no se sorprenda si su mascota no es enviada a casa con un vendaje después de que se le haya diagnosticado una fractura.

Hay otras causas de cojera, como el cáncer de huesos y las infecciones, pero son menos comunes que las mencionadas anteriormente.

 

Las mascotas cojean porque caminar “normalmente” y colocar todo el peso sobre la extremidad lesionada les causa malestar y dolor. Las mascotas pueden sentir dolor incluso si no reaccionan/muerden/ladran cuando tocas “donde les duele”. El control del dolor y el descanso son los aspectos más importantes de la recuperación de su mascota. Si tu mascota cojea contacta a tu clínica veterinaria, ellos pueden ayudarte a decidir si tu mascota debe ser vista lo antes posible o en los próximos días.

¿Te sirvió esta información? ¡Compártela a quien creas que le puede servir!

Artículos relacionados