Tips para Bañar a tu perro o gato

A la mayoría de los perros les gusta que los bañen, pero algunos pueden estar muy nerviosos y ansiosos, especialmente cuando son jóvenes. Sigue estos consejos para ayudar a tu perro a tener baños relajantes y placenteros.

 

Por lo general, los perros deben bañarse cada 2 semanas; sin embargo, debido al estilo de vida o las condiciones de salud, algunos perros necesitan bañarse con más frecuencia. Es muy importante acostumbrar a tu mascota al baño desde que es muy pequeña.

 

Herramientas a tener listas:

  • Champú: lo mejor es utilizar un champú especial para perros, ya que estos suelen tener ingredientes adecuados para limpiar su pelaje. Los champús para humanos no suelen ser tan efectivos a la hora de limpiar a nuestras mascotas.
  • Recipiente o taza para verter suavemente el agua.
  • Toalla
  • Secador de pelo

 

Consejos para la hora del baño:

  1. Acostumbra a tu mascota a estar en la bañera o ducha sin agua. Prémialo con golosinas.
  2. Si usas una bañera, llena la tina con agua tibia (no caliente) donde tu mascota pueda pararse cómodamente, lo ideal es que el agua no llegue a su abdomen. Si usa una ducha, llena un recipiente con agua tibia.
  3. Ayude a tu perro a entrar en la ducha/bañera de forma tranquila y relajada con golosinas.
  4. Vierta suavemente agua sobre su cuerpo, evitando la cabeza y las orejas.
  5. Masajea lentamente su cuerpo con champú, a muchos perros no les gusta que les limpien las patas. Deja las patas para el final.

 

  1. Enjuaga el champú con agua utilizando un recipiente.Vierta suavemente agua en la cabeza y la cara, evite los ojos, los oídos, la nariz y la boca. No aplique champú en la cabeza, especialmente si este es su primer baño. El champú podría asustarlos.
  2. Con las manos ayuda a quitar el exceso de agua de su pelaje.
  3. Usa una toalla para secarlos. Es normal que se sacuda el exceso de agua en este punto. 
  4. Si su mascota está muy cómoda y tranquila, puede usar un secador de pelo en la configuración más baja.

 

Usa golosinas a lo largo de sus baños, hay juguetes divertidos que se pueden colocar en las paredes del baño y su mascota puede lamer mantequilla de maní o queso líquido para distraerlos mientras los baña.

 

Si tu mascota está muy tranquila puedes introducirla lentamente al agua que sale de los grifos.  Si en algún momento su mascota se vuelve muy ansiosa, ayúdala con calma a mantenerse relajada y detenga el baño. Dales golosinas e inténtalo de nuevo. Forzarlos o castigarlos los hará más temerosos y hará que la hora del baño sea menos placentera.

 

¿Te sirvió esta información? ¡Compártela a quien creas que le puede servir!

Artículos relacionados