¿Tu mascota le tiene miedo a su veterinario?

Explicamos por qué algunos perros y gatos tienen mucho miedo de ir al veterinario y consejos para que tu mascota se sienta más cómoda durante sus visitas. 

Muchos perros y gatos disfrutan ir al veterinario cuando son cachorros pero luego mientras van creciendo comienzan a sentir miedo. Frecuentemente las familias cambian de clínicas veterinarias porque les preocupa que su mascota tuvo una mala experiencia ya que de repente la mascota empieza a temblar o ser agresivos cuando llega a la clínica. 

 La mayoría de las mascotas que tienen miedo en el veterinario no es por malos tratos en la clínica, es por lo que ellos perciben como una mala experiencia. Cuando pensamos sobre la rutina de las mascotas ellas tienen experiencias positivas cuando van a jugar al parque, salen a caminar, visitan la guardería, pero el único lugar que no siempre es positivo es visitar el hospital veterinario. Aunque el veterinario sea cariñoso con tu mascota puede que la experiencia de tu mascota sea negativa. 

Tips para que tu perro esté más tranquilo al ir al veterinario:

  • Asegúrate de que esté cómodo en el viaje hacia el veterinario. Si tu cachorro se marea habla con su doctor para que le receten medicamentos y evitar el mareo. 
  • Si tu perro está ansioso pide que prefieres esperar dentro de un consultorio o fuera de la clínica y no en la sala de espera. Así evitas sonidos e interacciones con otras mascotas.
  • Distrae a tu mascota durante la consulta. Puedes usar galletas, mantequilla de maní, queso cremoso y otras deliciosas golosinas para que esté más tranquilo. 
  • Si tu perro es agresivo durante las consultas entrenalo en casa a usar un bozal y colócalo antes de entrar a la clínica. 
  • Enséñale a tu mascota que puede tener experiencias positivas en la clínica llevándolo regularmente solamente a saludar a las enfermeras, recepcionistas, y doctores mientras le dan galletas. 

Algunas mascotas están tan nerviosas que recomiendan medicarlos con sedantes en casa antes de la visita. Habla con tu veterinario para que te recomiende opciones para tu mascota. Recomiendo utilizar medicamentos que estén comprobados que funcionan en vez de usar cosas naturales para momentos tan estresantes como visitas veterinarias.  

Recuerda que tu perro puede empezar a tenerle miedo a su  veterinario aunque siempre lo hayan tratado con cariño, que tenga miedo no quiere decir que lo han maltratado, hay cosas que puedes hacer desde cachorro para que empiecen a relacionar la clínica con cosas positivas, y puedes utilizar bozales, medicamentos y entrenamiento para que tenga visitas más agradables. 

¿Te sirvió esta información? ¡Compártela a quien creas que le puede servir!

Artículos relacionados